miércoles, 15 de julio de 2009

Tengo un miedo, nene… (de que me rajen)



Primero se fue Dolina, lo fletaron al Chavo, Víctor Hugo agarró para la derecha, después se fue Barone. Y ahora nos quedamos sin medianoches y sábados de cuentos de fútbol y recuerdos. ¿Será por la defensa del gran Alejandro a la ley de medios del gobierno?
Para los que estábamos cada vez más lejos de Continental, esto nos termina de dar un portazo en la cara. Chau AM 590, es una pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada