viernes, 3 de julio de 2009

Va a estar fina Buenos Aires



Jorge “El Fino” Palacios es el jefe de la nueva Policía porteña, designado por el jefe de Gobierno Mauricio Macri.
La foja de servicios de este comisario retirado de la Policía Federal es una muestra de lo que el jefe de gobierno busca para la nueva fuerza. Veamos:

-Causa AMIA: El 18 de julio de 1994 Palacios coordinó las pesquisas que ordenó el ex juez Juan José Galeano. Según el expediente, el ex comisario está sospechado de haber alertado al empresario sirio-argentino Alberto Kanoore Edul sobre un allanamiento en su casa.

-Masacre de diciembre de 2001: La jueza federal María Servini de Cubría le trabó un embargo de dos millones de pesos sobre sus bienes y lo procesó por el delito de “homicidio imprudente” de cinco manifestantes en Plaza de Mayo. Ese 20 de diciembre, durante la debacle del gobierno de Fernando de la Rúa, Palacios no estaba de servicio, pero dijo que se acercó a la plaza para cumplir con su deber. “Por una cuestión moral”, declaró.

-Caso Axel: Fue despedido por el gobierno nacional en 2004, cuando se filtraron públicamente escuchas telefónicas con un diálogo entre Palacios y Jorge Sagorsky, el reducidor de autos acusado por el fiscal Jorge Sica de ser miembro de la banda que mató a Axel Blumberg.

-Relaciones internacionales: Como ex jefe de la Dirección de Unidad de Investigaciones Antiterroristas de la Policía Federal, Palacios mantiene excelentes relaciones con el delegado del FBI, William Godoy. Otro estadounidense, Ross Newland, ex jefe de la CIA en Buenos Aires, fan de Boca Juniors, sería de la partida en la búsqueda de información y negocios.

-Macri: Echado de la Federal por el kirchnerismo fue designado por Macri jefe de Seguridad de Boca Juniors, cargo que ocupó hasta mediados de 2007.

Va a estar buena la policía de Macri.
Más información aquí, acá y allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada