jueves, 13 de mayo de 2010

Miserable


Miserable: 1. adj. Desdichado, infeliz.
2. adj. Abatido, sin valor ni fuerza.
3. adj. mezquino (que escatima en el gasto).
4. adj. Perverso, abyecto, canalla.

El diputado Federico Pinedo acaba de calificar dos veces como “miserables” a los argentinos que viven en la indigencia.
Es en el marco de una entrevista que le hizo Eduardo Feinmann acerca de los dos proyectos que ayer votó la Cámara de Diputados. Proyectos que favorecen a los trabajadores. Proyectos que fueron votados por “casi” unanimidad en la cámara baja. Decimos “casi”, porque sólo tuvieron la oposición del PRO.
Según el parecer de esta derecha tan “moderna”, habría que bajarle los impuestos a los empresarios y flexibilizar aún más las condiciones laborales, para que los capitalistas inviertan en el país y hagan lo que quieran con los que trabajan.
A Pinedo hay que aclararle que ese 10% del que él habló no es “miserable” por vivir en la miseria. Es indigente. Y si es indigente, entre otras cuestiones, es por la legislación que depauperó las condiciones laborales y vació el Estado, durante el reinado del neoliberalismo.
Más miserable – por lo perverso, abyecto, canalla – parece ser el que legisla dándole la espalda a los trabajadores. Miserables como el diputado Pinedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada