lunes, 17 de mayo de 2010

Anti-discriminación



El senador Ernesto Sanz desmintió que sea discriminador y aseguró que sus dichos acerca de que la implementación de la asignación universal por hijo había aumentado el juego y el consumo de drogas entre los beneficiados, fueron sacadas de contexto.
Aclaró que su análisis sólo era descriptivo. En ese sentido, remarcó que situaciones similares afectan a distintos extractos sociales. Por ejemplo, consideró que de otorgarse -como se prevé- un cambio en el mínimo no imponible del Impuesto a la Ganancias, aumentaría considerablemente el consumo de televisores LCD en la clase media, con los cuales ver mejor videos de pornografía y pedofilia que circulan en internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada