miércoles, 6 de octubre de 2010

Cortarla con la Corte


Martín Becerra hace un interesante análisis del fallo de la Corte, acerca de la cautelar que beneficia al Grupo Clarín en la suspensión del art. 161 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: La Corte Suprema argumenta que el gobierno “no ha logrado demostrar –con el rigor que es necesario en estos casos- que el mantenimiento del pronunciamiento que ataca pueda, en las actuales circunstancias, paralizar u obstaculizar la aplicación general del régimen consagrado en la ley 26.522". Traducido, este párrafo es otro golpe al gobierno, que en su estrategia polarizadora se obsesionó en los últimos dos meses con el artículo 161 demorando la aplicación de una norma que contiene muchas otras disposiciones que permitirían desconcentrar el mercado de medios, cuya hipertrófica concentración (ver “Los dueños de la palabra” de Martín Becerra y Guillermo Mastrini, 2009, acá: http://www.infomedios.org/publicaciones.php), es resultado de decisiones políticas adoptadas por todos los gobiernos desde 1974 y hasta 2008.

Los muchachos de UDP te la simplifican: Los miembros de la Corte Suprema ven esta situación y deciden mirar para otro lado diciendo “nosotros nos ocupamos de otras cosas más importantes, síganlo discutiendo pero no se demoren mucho, no?”. Todos los miembros de la Corte son totalmente concientes de que mientras exista un Monopolio se está vulnerando el Derecho Humano de Libertad de Expresión y decidieron votar a favor de Clarín y en contra de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos.
Entonces para el Poder Judicial la cosa es así: “el monopolio atenta contra la libertad de expresión; la ley es buena porque desmonopoliza; por las dudas, todavía no desmonopolicemos”. ¡Juá!

Finalmente, hace una síntesis el ex presidente Kirchner: el fallo de la Corte sobre la ley de Medios “es un paso adelante” y que “estamos avanzando rumbo a una solución”. “Estoy seguro que el año que viene podremos ver el fin de los monopolios”, subrayó el ex presidente. Kirchner consideró que el fallo “es para tener en cuenta y que hay que analizarlo con mucha objetividad” y recordó que “la Corte ha escuchado el pensamiento de mucha dirigencia y mucho pueblo que se movilizó el pasado martes”. “No fue un fallo unánime, votaron cinco jueces por un lado y dos por el otro”, reseñó el ex presidente, al tiempo que subrayó que el fallo “dice expresamente que está plenamente vigente la Ley de Medios sancionada por el Congreso y promulgada por la Presidenta”.
En el acto de presentación de la Mesa Federal del Partido de la Concertación "FORJA", Kirchner señaló además que "la Ley de Medios es del pueblo". "Hay que vivir en un país sin monopolios mediáticos. Soy optimista y tenemos posibilidades de hacer una gran Argentina. Que no nos tiren malas ondas", sostuvo.

Queda claro que el fallo es un dato políticamente negativo al mantener un privilegio desmedido para el grupo económico y mediático que más tenía por perder con la implementación de la ley de medios. Pero no deja de ser positivo que la Corte, en la misma sentencia, reconozca que las medidas cautelares no pueden ser eternas. Y que refrende la idea de que la ley es completamente constitucional y aún resta mucho para su total aplicación.
Lo que queda por hacer en materia de medios de comunicación es muchísimo y la ley misma es la que marca el camino. De aquí en adelante habrá que preocuparse un poco menos por el art. 161 y por Clarín, y empezar a poner manos a la obra en cuestiones también claves de la ley, las que ayudarán a tener una comunicación más democrática y más plural:
- Concursos de licencias, para que haya más canales y más radios.
- Adjudicación de licencias a entidades no gubernamentale y medios comunitarios, para que recuperen la voz los que no tienen voz.
- Apoyo a la producción de contenidos alternativos, que demuestren que la calidad no viene solo de los medios hegemónicos.
- Cumplimiento de las cuotas de producción nacional y regional, para defender el trabajo argentino y el de cada rincón del país.
- Cumplimiento de las cuotas de música argentina en las radios, para escuchar nuestros sonidos y defender las fuentes de trabajo de nuestros músicos.
- Prohibición de transmisión en cadena, para que surjan más voces y más profesionales puedan mostrar lo que saben.
- Elección del Defensor del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, para que los oyentes y televidentes tengan un canal por donde viabilizar sus reclamos a las emisoras.
-Creación del Consejo Asesor del Audiovisual y la Infancia, para que haya nuevas y mejores propuestas televisivas para nuestros niños.
-Tarifa social para la TV por cable, para que los que menos tienen también puedan acceder a mayor diversidad de programación.
-Emisoras para los pueblos originarios, para que sus comunidades puedan hacer escuchar sus voces.

Todo esto, y mucho más, ya se puede hacer. Ese es el camino a seguir. Mientras seguimos luchando contra los monopolios, sin darles un palmo de ventaja, ir construyendo la comunicación que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada