miércoles, 9 de diciembre de 2009

La mala educación



Que alguien me explique, leyendo este currículum, cual es la especialización en educación del señor Abel Parentini Posse –quien suele borrar su primer apellido-. Y eso que es la versión oficial de la historia. Un repaso menos condescendiente de su trayectoria es el que realiza Miguel Bonasso aquí, en el que señala que Posse se autopostuló en algún momento para canciller de Kirchner (¿será por eso su odio visceral al gobierno nacional?) y se descubren las flagrantes mentiras del diplomático y escritor.
Lo que sí queda claro son sus ideas de derecha, contra los juicios a los genocidas, a favor de violaciones a los derechos humanos como las que se perpetraron en el Perú de Alberto Fujimori y contra las “cobardes huelgas” que realizan docentes que ganan 1500 mangos.
Volviendo a los antecedentes de Posse, seguramente este “intelectual” (?) aprendió mucho en sus viajes alrededor del mundo. Pero podríamos objetar junto a Martín Fierro:
“Hay hombres que de su cencia
Tienen la cabeza llena;
Hay sabios de todas menas,
Mas digo sin ser muy ducho:
Es mejor que aprender mucho
El aprender cosas buenas”.
Aprender cosas buenas. Más y mejor educación, señor Posse. La que se consigue con mayor inversión, mejores salarios docentes y escuelas en condiciones, no con frases altisonantes pero vacías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada