viernes, 24 de septiembre de 2010

Libertade de imprensa nao tem fin



Cada tanto se nos ocurre averiguar qué pasa en otras latitudes, para olvidarnos por un instante de nuestra tan crispada realidad.
Veamos lo que ocurre en el civilizado y serio Brasil de Lula, tan destacado por dirigentes opositores y opinólogos de grandes medios: La Asociación Brasileña de Radio y Televisión, que agrupa a empresarios de medios, acusó al gobierno del presidente Luiz Lula da Silva, durante un acto realizado en el Club Militar, de llevar adelante un plan para cercenar la "libertad de expresión". Rodolfo Machado Moura, director de la entidad que representa a las empresas mediáticas, afirmó que las "polémicas" entre las autoridades y algunos medios son producto de una política que viene desde el inicio del gobierno, cuando se impulsó el Consejo Nacional de Periodistas.

Veamos lo que dice al respecto un columnista de O Globo, emulando a Joaquín Morales Solá o Alfredo Leuco: Na outra ponta, está programada também para hoje em São Paulo uma manifestação contra a chamada "grande imprensa", com o apoio do PT, da CUT, da UNE e várias organizações não governamentais, e os que se autointitulam "blogueiros independentes", todos, sem exceção, financiados pelo dinheiro público.


Todo esto me suena a algo... ¿A qué era? Ah, sí, ya me acordé: La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) advirtió hoy que la prensa nunca había sido "tan degradada" durante la democracia como "en los últimos tiempos" y culpó al Gobierno y a "ciertos grupos de presión". "Podemos escribir y decir lo que pensamos, pero en un escenario tenso, de presiones directas e indirectas, en el que percibimos un ánimo de cooptación, confrontación y revancha de un Gobierno que ha elegido al periodismo como enemigo, y busca debilitar sus funciones de contrapeso y de vehículo de auditoría social", sostuvo, en el informe de libertad de prensa 2010, presentado en la 48° Asamblea de Adepa.

La respuesta es clara y contundente, en ambos casos: “Libertad de prensa no significa que se pueda inventar cosas el día entero. Significa que hay libertad para informar correctamente a la opinión pública”, dijo Lula en un acto realizado en la noche del martes en Tocantins (norte). “Llega la época de la campaña, y ya ven: yo ya fui víctima de lo que está sucediendo hoy. Ahora, lo que ellos no perciben es que aprendimos. Lo que ellos no perciben es que el pueblo de 2010 no es más la masa manejable que era 30 años atrás”, agregó Lula. El mandatario mismo fue quien incluyó en la agenda la cuestión de la prensa, cuando acusó a los medios de constituir un partido político. Y dejó en claro: “La libertad de prensa es una cosa sagrada para fortalecer la democracia de nuestro país”.

Así trabajan los grandes medios, aquí, allá y en la Cochinchina. Meten miedo y enarbolan la cuestión de la "libertad de expresión" para defender históricamente los intereses de unos pocos, los grandes grupos económicos. O se alarman de lo que dicen medios comunitarios o blogs, como si los elefantes huyeran de las hormigas.
Creo que si seguimos así, en cualquier momento terminamos como Brasil. Como decía mi abuela: "En todos lados se cuecen habas; y en mi casa, calderadas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada