jueves, 30 de septiembre de 2010

Ecuador



El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó hoy que "es un intento de golpe de Estado de la oposición. Estas son conspiraciones que se han venido gestando desde hace mucho tiempo", en diálogo con la Radio Pública de Ecuador, desde el centro de atención donde fue atendido de urgencia.
"No me voy a echar atrás", afirmó Correa. "Si está rodeado el hospital sería el colmo de la traición a la patria, de la traición a su presidente. Me siento traicionado. Es una gran traición a la patria".
Correa se encuentra en Hospital Militar de Quito recuperándose, y, según informó, le dijeron que policías podrían haber cercado el hospital para mantenerlo allí.

Ni un paso atrás. Todos con Rafael Correa y la democracia ecuatoriana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada