miércoles, 3 de marzo de 2010

Lección de republicanismo



Es bueno que nuestra democracia crezca.
Es bueno que oficialismo y oposición aprendan a convivir, a consensuar, a aprender de sus errores.
Es bueno que las mayorías sean controladas por las minorías.
Es bueno que los que no son gobierno expongan sus propuestas alternativas para superar los problemas de la nación.
Hoy la oposición – como dije hace unos días, desde los socialistas hasta los conservadores; desde los radicales ex delarruistas o alfonsinistas (incluso humoristas), menemistas, duhaldistas, peronistas variopintos y caudillos provinciales enquistados en el poder desde hace décadas, hasta los que crearon nuevas fuerzas asqueados por lo que denominan “la vieja política”- tomó el control de TODAS las comisiones del Senado.
Esto lo hicieron – dicen ellos – para contribuir a la formación de un parlamento más plural, menos verticalista, más republicano y más democrático, vamos.
Enhorabuena. Esperemos que no desperdicien esta oportunidad.
Ah… ¿cómo? ¿Con que conformaron las comisiones saltando por arriba del reglamento de la cámara que los reúne? ¿Así que rechazaron el pliego de la designada presidenta del Banco Central sin siquiera escuchar sus explicaciones?
Ah, no, muchachos… Así no va. Así se transforman en parte del problema que ustedes mismos decían que pretendían subsanar. Y, me temo, con graves consecuencias para el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada